¿No te ha ocurrido, en algunas ocasiones, que un mensaje publicitario te ha podido llegar a resultar, incluso, antipático? ¿Qué ocurre, que los publicistas son torpes?, Pues no, simplemente este mensaje no iba dirigido a ti. 

Elección del mensaje según el segmento de comportamiento al que va dirigida tu estrategia de comunicación

No cabe duda que determinados mensajes van dirigidos a determinadas personas, según una estrategia de comunicación, por ejemplo los anuncios de compresas van dirigidos a mujeres en edad fértil, y a nadie más.

Sin embargo, la idoneidad de un mensaje depende, también, de algunos factores más entre los que se encuentra nuestra propia disposición a incorporar novedades.

Esta “disposición propia” da lugar a ciertos segmentos de personas que tenemos que tener en consideración cuando elaboramos la segmentación en nuestra estrategia de comunicación publicitaria, de noticias o de novedades.

Segmentación de comportamiento frente a las novedades

Podemos hacer una segmentación frente a las novedades, sean estas tecnológicas o no. Así podemos encontrar 4 segmentos o perfiles  de comportamiento que resultan de entrecruzar dos variables:

  1. La primera variable que podríamos denominar Variable Intrépida, y habla de nuestro comportamiento en cuanto a la rapidez de adoptar una innovación. ¿Las adoptamos rápidamente o tardamos nuestro tiempo en incorporarlas?
  2. La segunda variable la podríamos llamar Variable de Visualización. Aquí valoramos el uso de la innovación en relación a tareas o personas. Cuando pensamos en esa novedad ¿pensamos en como afecta a nuestras tareas o a las personas?, por ejemplo ante el anuncio de un coche nuevo, ¿que tendemos a pensar en primer lugar? ¿Que gusto debe dar conducirlo o que bien va a ir nuestra familia en este coche tan cómodo?

Mejor me explico con los 4 perfiles de comportamiento que surgen.

Los 4 perfiles clave para dirigir un mensaje de innovación en tu estrategia de comunicación

1.- Innovadores. Son aquellos que adoptan las novedades fácilmente por si mismas. Disfrutan de ser los primeros en usarlas o adoptarlas y les gusta difundir su experiencia como primer usuario.

2.- Idealistas. Adoptan las novedades por la implicación de mejora que aporta a las personas. Suelen ser críticos con la innovación y no la adoptan hasta que se convencen por sus propios medios de que su utilidad es la adecuada.

3.- Prudentes. Adoptan las novedades cuando ya son contrastadas porque implican cambios en las personas. Necesitan las referencias de aquellos líderes de opinión que las probaron antes que ellos.

4.- Conservadores. Adoptan las novedades cuando ya están muy contrastadas porque implica un cambio en su manera de hacer las cosas. Tienen que ver muy claramente lo que la novedad puede aportar a sus tareas, por lo que necesitan las referencias de aquellos líderes de opinión que ya las probaron antes.

Visualízate como emisor, o mejor aún, como receptor

Te invito a hacer el ejercicio de pensar en como te comportas cuando un grupo de amigos y tú queréis ir a un restaurante nuevo. ¿Te gusta investigarlo tú o prefieres ir a uno que te han comentado?, ¿Si vas a proponerlo estás pensando en tus amigos o en la novedad que supone en si mismo ese restaurante?¿Cuando piensas en el restaurante te ves sentado en él, con tus amigos y te importa como os vais a sentir, o piensas en las exquisiteces que vais a probar?

Imagínate como afectan estos comportamientos a una estrategia de comunicación. Si sacamos un adelanto tecnológico ¿a quien se lo vamos a vender primero? y si fuéramos a realizar cambios importantes en el puesto de trabajo ¿Por quien empezaríamos?

Piensa en ello y saca tus propias conclusiones.

Segmentación de comportamiento frente a novedades